LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 22 de abril, 2012
Actualizado 07:32 p.m.

 

27

27°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Voces

La política: teoría y práctica

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  3 votos
Comentarios: 4

Por: Alejandro Serrano Caldera

 

La política ha sido desde los griegos el compromiso ciudadano con su comunidad. La polis, de donde viene el término, representaba no solo el lugar físico en el que discurría la vida individual y colectiva, sino la condición misma de la identidad y naturaleza de la persona. Era el Estado-ciudad cuya composición tripartita, ciudadano, sociedad y organización política e institucional, determinaba su realidad y concepto.

 

En una interpretación amplia, la polis se identificaba con la sociedad y lo político con lo social, de ahí el sentido de aquella famosa frase de Aristóteles, “el hombre es un animal político y el que no lo sea es un dios o una bestia”, cuya violencia y agresividad lastiman la sensibilidad de cualquiera si no se le proporciona la intención específica que proviene del contexto, tiempo y espacio, en el que fue pronunciada. En efecto, lo que el filósofo estagirita está diciendo desde su tribuna ateniense es que el hombre, además de la composición biológica y física que lo constituye, es, sobre todo, un ser social, condición que le confiere su identidad y esencia, pues, como decía Hegel, “la naturaleza del hombre es la historia”.

 

La relación del individuo y la sociedad determina a ambos, pues la sociedad es formada por la acción que en ella ejercen las personas, y estas últimas, en su individualidad, vienen constituidas en su relación con el contexto en el que se desenvuelven, sea esta de coincidencia o discrepancia.

 

La política, entonces, en su mejor sentido, es la participación de cada quien en la formulación de las decisiones de la comunidad, lo que constituye no solo un derecho, sino sobre todo un deber. Más que la búsqueda del poder, caracterización dada por Maquiavelo, es principalmente participación ciudadana, lo que contribuye a confirmar que el ser humano es constitutivamente social, es decir, político.

 

En nuestro país la historia y la realidad actual nos enseña que la política ha sido casi exclusivamente la búsqueda del poder y que de su teoría y práctica, concepto y actuación, ha estado ausente la búsqueda de construcción de un proyecto común.

 

Si tratamos de analizar la situación actual para entender qué está pasando en Nicaragua en el plano político, tendríamos que intentarlo a partir de la formulación de hipótesis referidas a las posibles estrategias y tácticas del Gobierno y de la oposición.

 

En lo que concierne al Gobierno, tres criterios parecieran conducir alternativamente su actuación: la reafirmación de la situación de facto, la búsqueda de legitimidad, y la combinación de ambas, dependiendo de las circunstancias específicas de que se trate.

 

Con respecto a la primera hipótesis que se refiere a la reafirmación o afianzamiento de la situación de facto producida por una serie de medidas que violan la Constitución y que se han transformado en la regla general de su actuación, la táctica y estrategia muy posiblemente se caracterizarían, entre otras, por las siguientes medidas: guardar silencio ante la petición de diálogo; dejar que se acentúen las divisiones internas de la oposición; dejar que paulatina pero progresivamente se acepten tácitamente, y de esa manera se afiancen las decisiones tomadas por decreto en violación de la ley y la Constitución; establecer como modalidad gobernar por decreto, al margen de la Constitución; en consecuencia, dejar las cosas como están y que los funcionarios con período vencido continúen en sus cargos.

 

En lo que hace a la segunda hipótesis, la búsqueda de legitimidad, esta tendría un carácter preponderante si las presiones internas, y sobre todo internacionales, llegaran a ser significativas al grado que pudieran poner en riesgo la cooperación bilateral o multilateral. En este caso la táctica y estrategia podrían tener, entre otras, las siguientes características: mejorar la apariencia de legalidad y legitimidad; nombrar por medio de la Asamblea Nacional, en la que dispone de 63 votos seguros, a los mismos o a nuevos funcionarios a fin de que estén legalmente en sus cargos; aceptar el diálogo para dar una imagen de que se trata de una política de apertura y de búsqueda de consenso; aceptar la restructuración del Consejo Supremo Electoral; realizar las elecciones municipales de noviembre próximo en forma adecuada; poner en práctica algunas de las recomendaciones de la Unión Europea y la Organización de los Estados Americanos; consensuar con la oposición y hacer algunas concesiones a ella, aunque en realidad no necesite de su apoyo para obtener mayoría en los nuevos nombramientos.

 

Finalmente, y en relación a la tercera hipótesis que consiste en la combinación de algunos elementos de las dos posiciones anteriores, las medidas podrían ser las siguientes: aceptar el diálogo y el acuerdo solo sobre algunos cargos; dejar los otros tal como están de acuerdo con el decreto; reafirmar o hacer cambios utilizando su mayoría de 63 o más diputados, sin recurrir a acuerdos con la bancada democrática de oposición.

 

Pienso que la opción a) o hipótesis que consiste en afianzar la situación de facto, se daría si la presión nacional y sobre todo internacional es mínima y no pone en riesgo real la cooperación. No obstante, si ante esta opción, que excluye la posibilidad de cambios en el Consejo Supremo Electoral y de reformas en el sistema de elecciones, la actitud de la oposición fuese la de no participar en las elecciones municipales de noviembre próximo, esto podría provocar una mayor reacción internacional. En el caso de decidir su participación, aunque no se produzca ningún cambio y se mantengan las mismas condiciones, posiblemente la oposición se dividiría más y prácticamente correría el riesgo de desaparecer.

 

La hipótesis que plantea la opción b) se daría si la presión es severa y pone en riesgo la cooperación bilateral y multilateral y el waiver. Además de lo anterior, habría que tener en cuenta la situación de Venezuela ante la enfermedad del presidente Hugo Chávez.

 

En esta situación, con el diálogo, el consenso, los nombramientos hechos por la Asamblea Nacional, los cambios en el Consejo Supremo Electoral y las elecciones realizadas correctamente, se daría, desde un ángulo político, la imagen de legitimidad del Gobierno y muy difícilmente la oposición podría invocar con éxito la inconstitucionalidad de todas las medidas anteriormente adoptadas por este.

 

La hipótesis de la que se deriva la opción c) se daría si la presión y el riesgo existen, pero no son muy apremiantes. En este caso, creo que el Gobierno actuaría de acuerdo con la forma en que la situación vaya presentándose.

 

En cuanto a la oposición, cabría decir que ella es en estas circunstancias absolutamente innecesaria para un acuerdo que dé con sus votos la mayoría que el Gobierno necesita para tomar algunas decisiones. La eventual fortaleza de la oposición reside en la relación con el tema de la legitimidad y con la posibilidad de influir en la opinión pública.

 

Su principal estrategia reside en la posibilidad de una concertación de toda la oposición junto con las organizaciones de la sociedad civil, para la construcción de los lineamientos básicos de un proyecto de nación. Esta sería la bandera de lucha que daría contenido al diálogo, el que no se limitaría solo a la repartición de cargos. Quizás así, la política recuperaría su naturaleza originaria y vendría a ser lo que en nuestro medio no ha sido: compromiso del ciudadano con su comunidad.  

 

Jurista, filósofo y escritor nicaragüense

 

 

 

 

Comentarios | 4

2012

Abr 22

09:34 a.m

ramon dice:

...no posee idea original y eso es equivalente a catastrofe porque se habre la puerta a corrientes externas y nosotros ya sabemos por siglos en que consisten,en postracion,porque nunca un foraneo querra el exito de nicaragua ,muy simple por interes propio

2012

Abr 22

09:30 a.m

ramon dice:

...se convierte en un medio de subsistencia y por consecuencia en el medio donde habitan y desarrollan muchos parasitos y para no irse del medio desarrollan una gama de corrupcion de calibre inucitados y jamas vistos,por eso la politica seguira siendo la esencia de la economia,porque es el colador de ideas e intereses,con mucho respeto al autor del articulo,la tactica y estrategia debe ser vistas por separado,la primera es de corto periodo,la 2da de largo,a mi paracer la oposicion en nicaragua..

2012

Abr 22

09:18 a.m

ramon dice:

...del mundo que hoy gozamos,en la sociedad nicaraguense donde el modo de produccion es confuso es como una mixtura de feudalismo y capitalismo,el modo de produccion simple predomina y donde los agentes economicos carecen de suficiente masas gris porque aduras penas desarrollan el segmento del mercado que poseen y pasan lo mas del tiempo como pajarracos recien nacidos esperando que el padre o la madre les llene el buche,en estas condiciones tiene la razon Maquiavelo ,simplemente la politica...

2012

Abr 22

09:01 a.m

ramon dice:

La principal pregunta de la filosofia,que cree ud que es primero:el ser o el pensamiento,en respuesta la persona se clasificara como materialista o idealista,hoy me pondria a llorar si Aristoteles en nuestros tiempos se dedicara a hecer apologia y no se dedicara a la esencia que pario muchas ramas de la ciencia,aquel faro que se llama idea ha sido el motor del desarrollo socioeconomico atravez de la historia,muchos pueblos milenarios,verdaderos creadores vertiginisos,no destructores de...

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.
Más en: Voces

Argentina contra España



Siga a LA PRENSA en Twitter