LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 23 de abril, 2012
Actualizado 07:25 p.m.

 

28

28°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Cultura

Leer es placer

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  2 votos

 

Alero Isidro Rogríguez

 

Cervantes dice: “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Es por eso que los escritores leemos mucho, somos una jaula de palabras, que trinan y nos revolotean, y nos llenamos de duendes y de misterio. Porque somos capaces de hacer rugir a un león preso entre las páginas de un libro.

 

Cuando un poema muere en el tiempo, otro nace desde el tiempo. Promovemos la literatura nacional, compartimos con los muchachos, para paliar esa literatura estéril de forma y contenido, de medir la poesía, como si la poesía pudiera medirse.

 

Congreguémonos en una plaza literaria, donde se paseen los poemas y los cuentos, el teatro y la novela. Donde no se venda el dolor ni la alegría. En una promoción de la lectura y de la carnalidad literaria, donde el poder del amor sea capaz de hacer que un cigarro baile una canción de humo o que un gato muera aplastado por un beso. Porque, para amar solo necesito un trozo de luz o un rincón de la noche.

 

Y hemos andado mucho cargando nuestros libros, para desgranarlos ante los estudiantes, para enamorarlos en cada charla literaria, para que se emocionen, para que sienten en cada lectura, y corten, como Margarita Debayle, una estrella sin permiso del papá, para que sueñen que la Luna puede ser de queso.

 

Solo el poeta tiene el poder de entrar a una casa que no tiene puertas. Cada libro que cargamos es una alforja de vida, de paradigmas, de eco poesía, de ética literaria, holística e integral, pero sobre todo humana, de reconstrucción humanística. Una poesía donde habla la naturaleza, una conciencia poética, donde luchamos porque la literatura se establezca con su libertad y creación ante sociedades drogadas, alcoholizadas, que le han tomado sabor y placer a la muerte.

 

Para que la poesía sea la vida misma del poeta, tiene que ser: su amante, su ramera, su amiga, su madre, su zapato, su cama, su comida, su sombra, su vida y su muerte.

 

 

 

 

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.
Más sobre: Leer

Sano y con placer



Siga a LA PRENSA en Twitter