LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 25 de abril, 2012
Actualizado 08:33 p.m.

 

27

27°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Voces

En El Carmen están locos, Lucas

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  4 votos
Comentarios: 4

Por: Guillermo E. Miranda

 

La frase original del título de este artículo es del genial Roberto Gómez Bolaños (Chespirito), pero calza como anillo al dedo ante el más reciente disparate salido de las oficinas de El Carmen, lugar que funciona como despacho presidencial, secretaría del FSLN y últimamente como centro económico de los negocios de la familia gobernante. Tratar de analizar desde una perspectiva seria la propuesta de aumentar a seis mil los concejales de los diferentes municipios del país me parece una pérdida de tiempo, ya que a la fecha son muchos los que se han manifestado por la inviabilidad de semejante dislate. Motivo por el que voy a seguirle la corriente al genio que inspiró a la primera dama, basado según afirman ellos, en que entre más personas estén involucradas en las tomas de decisiones, el poder ciudadano estará mejor representado.

 

Siguiendo esa lógica, se me ocurre que en vez de aumentar únicamente el número de concejales, aumentemos también el número de alcaldes, ejemplo; en Managua podríamos tener diez alcaldes, uno para que se ocupe de la basura que tantos problemas ocasiona, otro que se ocupe de los cauces para evitar las inundaciones en invierno, otro para administrar los mercados, otro para el ornato de la ciudad, uno para cobrar los impuestos municipales, otro para que se ocupe del transporte que es un desastre, un experto en desarrollo urbano para ver si le cambiamos el rostro a nuestra capital, otro para coordinar las regalías del ejecutivo, uno que se ocupe de mejorar la distribución domiciliar del agua potable y un último encargado de mantener informado al matrimonio sobre los logros obtenidos con semejante idea. Así municipios como León podrían tener siete alcaldes, Masaya y Chinandega cinco alcaldes y otros municipios con menos habitantes cuatro alcaldes. Para diseñar la estrategia con que habrán de coordinarse los más de 800 alcaldes y sus más de 6,000 concejales, propongo al alcalde en funciones de la capital como reconocimiento a su excelente actuación.

 

Pero dejar la influencia del poder popular únicamente en el ámbito de las municipalidades sería no aprovechar al máximo las virtudes de semejante descubrimiento en materia de administración social. Motivo por el que propongo que también aumentemos el número de ministros y presidentes de entes autónomos y que en lugar de un ministro nombremos cuatro ministros por cada cartera, dos embajadores en vez de uno por país y así sucesivamente hasta completar el gran gobierno del gran poder ciudadano.

 

Aunque pensándolo bien, una democracia popular tan amplia no puede estar coordinada solo por un presidente, porque este se volvería loco atendiendo semejante aparato administrativo, motivo por el que también propongo que nombremos por lo menos tres presidentes.

 

Eso sí, de preferencia solteros. Si a usted querido lector no le agrada mi idea por inviable o descabellada, le sugiero que se desconecte el cerebro o se vaya del país, porque hasta que no existan las condiciones que nos vuelvan un Estado democrático, gobernado por funcionarios honestos, responsables y cuerdos, aquí podrán vivir sin inmutarse solo los locos y los oportunistas. Aunque para desgracia nuestra según algunos, ya suman cerca del sesenta y dos por ciento.  

 

 

El autor fue comandante de la Resistencia Nicaragüense.

 


 

Comentarios | 4

2012

Abr 25

05:10 a.m

JOSE DAVID LAGUNA dice:

Y lo peor de todo es que el trompudo se cree un genio. Asi las cosas
se me ocurre aumentar tambien la cantidad de presidentes. Y como han sido tantas las piñatas, necesitaran una casa cada uno, y un tra
bajo distinto tambien. Este sera un consejo como los 12 Cesares ro
manos, pero estos trabajaran. Al sin cerebro bachiburro lo pondre
mos a limpiar los cauces, para que este ocupado en algo, y se olvide
de desvalijar las finanzas del estado. Y a la viejuca la pondremos de
cocinera de los pobres.

2012

Abr 25

05:00 a.m

Walter Felipe dice:

No hay duda que este se chiflo desde que lo seguían las balas "de los maridos celosos de las catrachas que se robaba en los campamentos hondureños de los contras". Este loco de remate recomeinda al 32% de locos del 2011, se vayan a la luna porque en el norte no creo ...que haya visa pa tanta gente...". Aunque como todo servil mercenario debes tener la tuya segura, para irte en el momento de tu paroxismo a Miami. Aunque ahí los gusanos cubanos te esperan con una "AMANSALOCO" cuida tu nuca

2012

Abr 25

03:27 a.m

LUIS ARMANDO dice:

MAGNÍFICA OBSERVACIÓN Y EXCELENTES SUGERENCIAS, ASÍ FUNCIONA LA DEMOCRACIA, CUÁL DEMOCRACIA, PUES LA DIRECTA.

2012

Abr 25

12:54 a.m

Silvio dice:

Están locos si, pero por el poder, ya demostraron poder robarse las elecciones, y las proximas municipales no serán la exepción. Pero entonces necesitan mas serviles, que les ayuden a mantener la difelidad al partido. Que digan viva Daniel. Por otra parte la ley electoral será reformada permitiendo propaganda política en los días de elección, todo esto para inundar de material de Ortega las mesas de votación, y abrumar con tanto material hecho en su propia empresa

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter